La sensualidad de ser mujer

Recordais esa maravillosa escena de Lo que el viento se llevó de una una Scarlata O Hara arruinada que para ir a pedir dinero a Rhett Butler no va de cualquier manera, no , mira esas cortinas con ese telaje pesado y su rostro resplandece cuando ordena bajarlas para hacerse un vestido fabuloso con ellas , para no parecer una mendiga sino una gran dama.

En tiempos difíciles la moda ha seguido elevando la moral de la gente , a pesar de haber pocos recursos, o poca tela como en la II Guerra mundial en la que  la seda para los vestidos era inviable pues se usaba para hacer paraídas; la mujer aprendió el valor de los tejidos , pues la mayoría tuvo que coserse su propia ropa, inventado bolsos con trozos de alfombra y deshaciendo jerseys para tejerlos de nuevo mejores tricotados.

En 1947 un joven Dior fue el promotor del New Look después de las penalidades la mujer tenía el deseo de encontrar una línea femenina y excitante, eso vino con sus trajes «tipo corola» en los que aumenta el largo de las faldas dando a la mujer una inusitada elegancia.

Pues como vereis todo vuelve y se reinventa, las páginas de moda actuales rebosan de esas faldas y vestidos tipo corola años 50 , sea de Dior, de Prada, de Louis Vuiton (en cuyo desfile aparecen mujeres maduras que representan una vida de lucha como una exultante Elle Mac Pherson).Puede  ser que influenciado por los tiempos de crisis económica que vivimos en la actualidad, la moda vuelva al pasado ,pero las mujeres nos negamos a dejar nuestra feminidad y sensualidad aparcadas.

El erotismo reside en ser sútil  y no dejarse arrastrar por la dejadez y la indiferencia.

Hace poco escuché en boca de una chica que acababa de ser madre: Una mujer cuando tiene un hijo se limita a ser madre y ya está.

No señores una mujer , sea madre, esposa , trabajadora o lo que sea, siempre debe ser  Una Mujer.

One response to “La sensualidad de ser mujer”

  1. Dior en París | Un Delfos en mi armario, por favor

    […] con una nueva colección en París. Los pliegues y volúmenes de sus diseños, al más estilo New Look, deja poco espacio a la realidad, no son vestidos para ser llevados por las calles de la ciudad, ni […]

Leave a Reply